lunes, 18 de marzo de 2013

Briseida es Carmen y Aquiles su marido Paco


Hoy hablaremos de un personaje de uno de los mitos griegos más importantes y conocidos por todos: el mito de la guerra de Troya. Pero no hablaremos del valeroso Aquiles o del ingenioso Ulises sino de Briseida. Briseida  era hija de Brises, de ahí su nombre, en la antigua Grecia y Roma se solía nombrar a las mujeres con el nombre del padre  añadiéndole una A, hoy en día resultaría un tanto extraño que David le pusiese a su hija Davida y se quedase tan ancho… aunque sigue habiendo algunos que usan esta sencilla técnica para nombrar a sus hijas, si no fuese así haría años que ya no habría  ni Ramonas ni Franciscas (creo yo). Volviendo a la mujer que nos interesa, Briseida, era hija del sacerdote de Lirneso, ciudad de la Tróade que fue saqueada por Aquiles,  y estaba casada con Mines, que fue asesinado por el mismo. Aquiles la llevó cautiva y la hizo su esclava. Se dice que Briseida llegó a ser la esclava favorita del héroe y que incluso ella creía que llegaría a  convertirse su la esposa. Un ejemplo de  lo importante que llegó a ser esta mujer es que cuando la asamblea de los griegos obligó a Agamenón a devolver a su esclava, éste, lleno de rabia, obligó a Aquiles a devolver a Briseida y el héroe se negó a combatir hasta que el rey Agamenón se la devolvió. Podemos hacernos una idea de lo importante que era Briseida para Aquiles, pero ¿por qué debería Briseida amar a Aquiles? Recordemos que había saqueado su ciudad, matado a su marido y se la había llevado cautiva.


Vamos a intentar transportar este mito a nuestros tiempos… Briseida es ahora la señora Carmen que vive en el cuarto  primera de nuestro edificio y Aquiles es su marido Paco, el cual hace años que no dirige una palabra de aprecio o amor hacia su mujer. Ya hace 25 años de su boda, que tuvo lugar en una pequeña iglesia de Barcelona. A los padres de Carmen les pareció adecuado que su hija se casase con Paco porque la familia de éste tenía un negocio próspero en el barrio y así a su niña nunca le faltaría de nada, no pensaron en el amor, claro.  Fueron pasando los años y Carmen no fue tan infeliz como pensaba al principio, tuvo dos niñas preciosas y siempre pudo tener la nevera llena. Esta relación sólo consiguió  mantener lleno el vientre de Carmen, no tuvo hambre ni le faltaron los hijos… pero nunca consiguió llenar su corazón y sus entrañas. Ahora, tras 25 largos años de matrimonio, Carmen ha llegado a sentir amor y ternura hacia Paco, que nunca se lo ha ganado. ¿Tal vez  Carmen ama a Paco porque cree que es lo único que le queda? Después de 25 años cuidando de su familia ¿qué más opciones tiene? ¿Dónde iría? ¿Quién la contrataría? Su cerebro le dice que la mejor opción es seguir con Paco y al final su cerebro ha acabado convenciendo a su corazón. Tal vez Briseida sienta lo mismo por Aquiles, él es lo único que le queda y por eso ha acabado amándolo. ¿Y no es cierto que todos hemos conocido alguna vez a una Briseida que se ha acabado enamorando de un Aquiles que la maltrataba?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada